¿Qué tan eficaz puede ser un vaporizador para dejar de fumar?

hombre vapeando

Está claro que la motivación más importante para comenzar a vapear, es dejar de fumar por quienes han acarreado por años el hábito fumar cigarrillos.

Para quienes están interesados en cambiarse al vapeo desde este hábito, es común preguntarse qué tan eficaz puede ser un vaporizador y cómo empezar a alejarse del  cigarrillo. Según lo que han concluido gran parte de las investigaciones al respecto, aquí resumimos las etapas que se deben llevar a cabo para utilizar un vaporizador para dejar de fumar con éxito:


Cambiar gradualmente

Para comenzar a utilizar el vapeo como una herramienta para dejar de fumar, lo esencial es comenzar a combinar su consumo con el del cigarrillo de manera que se convierta en algo gradual a lo que el organismo se pueda ir adaptando lentamente, tanto en consumo de nicotina como en hábitos. De esta manera, no te darás ni cuenta cómo ya cada vez estarás progresivamente fumando menos cigarrillos.


Conocer niveles de nicotina

Si eres un fumador de nivel intenso, es posible que hayas acostumbrado tu cuerpo a altos niveles de nicotina al día, que pueden causarte malestares al no recibirla de la manera acostumbrada. Trata de calcular la equivalencia de tu consumo de nicotina diaria a un e-liquid que pueda saciar el mismo nivel. Puedes migrar a e-liquids con ella de forma permanente o ajustar sus niveles a uno más bajo según desees en el futuro.
Nueva llamada a la acción

Satisfacer hábitos relacionados al fumar

Muchos fumadores empedernidos no sólo están acostumbrados a la sensación del tabaco y al “golpe” que la nicotina entrega, sino que también a los gestos que acompañan el acto de fumar. Por lo mismo te recomendamos que si buscas migrar del cigarrillo al vapeo, utilices un dispositivo estilo “Vape Pen” que te permita saciar el impulso por esos gestos de manera que no extrañes el cigarrillo. Aunque también existe la opción de un dispositivo que entregue más vapor y que la sensación sea incluso más efectiva que la del cigarrillo pero 95% menos dañina.

 nikita-belov-716601-unsplash-1


Completar la migración total del cigarrillo al vapeo

Al seguir los pasos anteriores al ritmo que más te acomode -pero siempre avanzando en la reducción del consumo de cigarrillo-, podrás darte cuenta cómo gran parte de los hábitos relacionados al fumar se han migrado al vapeo, que es un 95% menos dañino para tu organismo. Una vez ya no sientas deseos de fumar habrás concluido, terminando con el proceso de cambio de “switch”.


Como puedes ver, los vaporizadores pueden llegar a ser una alternativa eficaz para dejar de fumar -e incluso la dependencia a la nicotina-, siempre que el cambio sea gradual, progresivo, responsable y a conciencia. Si aún tienes más dudas ¡échale un vistazo a nuestras publicaciones anteriores!

Nueva llamada a la acción

#VapearNoEsFuma