¿Por qué Bloomberg es perjudicial para Latinoamérica?

Para los vapeadores, la situación en la región es incierta. Mientras tanto, desde el otro lado del mapa hay quien maneja sus hilos para lograr que la población continúe fumando y generando ingresos a ciertas industrias. En el siguiente blog recogimos las principales impresiones del doctor Sussman, hoy un experto en la materia.



En el recientemente realizado Global Tobacco & Nicotine Forum 2020, el Dr. Roberto A. Sussman -investigador en física teórica en el Instituto de Ciencias Nucleares de la Universidad Nacional de México, fundador y director de Pro Vapeo México AC- abordó el escenario del vapeo en México y Latinoamérica.


En su charla explicó lo sucedido desde el momento en que los vaporizadores entran a este mercado. el pánico que generó, la poca preparación legislativa y la reacción prohibitiva de las autoridades. El punto es que con el pasar de los años, la situación no ha cambiado.


En diversos gobiernos de países latinoamericanos, los entes reguladores han tenido reacciones más viscerales que fundamentadas con argumentos fehacientes y han hecho eco de campañas que solo desinforman a la población (incluso lideradas por la Organización Mundial de la Salud).


Según las palabras de Sussman: “Siguen a la OMS, como los curas de pueblo siguen al Vaticano”.

La situación en la región es extraña: el uso de dispositivos de vapeo es legal y socialmente aceptado (incluso en espacios cerrados). La comercialización también es aceptada, pero a veces penalizada de manera intermitente.

 

Revisemos el panorama de regulaciones en Latinoamérica:


Ilegal:

Brasil
México
Argentina
Uruguay


No regulado:

Perú
Venezuela
República Dominicana
Honduras
Nicaragua
Cuba
Haití

Legal (con restricciones)

Costa Rica
Guatemala
Colombia
Paraguay
Ecuador
Chile
Panamá


En México hubo dos eventos que cambiaron el escenario de no regulación. Primero, un nuevo gobierno y la elección de Andrés Manuel López Obrador, con el control de ambas partes del congreso. Segundo, la crisis Evali en Estados Unidos. También influyó la figura del doctor Hugo López Gatell, quien ofició como ministro de salud de facto y tiene fuertes vínculos con la La Organización Panamericana de la Salud (OPS) y Bloomberg. Esto coincidió con el creciente lobby que empezaron a hacer la OMS y OPS no solo en México, sino en la región.

 

¿Cómo funciona Bloomberg en Latinoamérica?

Primero funda ongs, que operan como verdaderas máquinas de lobby ante la sociedad civil (su fundación es abiertamente reconocida por las agencias de Bloomberg). Por otro lado, hay ministerios de salud y gobiernos que también son subsidiados por Bloomberg, pero jamás lo reconocerán públicamente. Su manera de actuar es haciendo afirmaciones como “es recomendado por la Organización Mundial de la Salud”. 


El otro evento a tener en cuenta es la difusión del Evali, supuesto daño pulmonar causado por el vapeo. En palabras de Sussman, esto fue utilizado para sembrar el miedo ante el uso de vaporizadores con nicotina de manera cruda, deshonesta e intensa. Hasta el día de hoy, las autoridades de salud culpan a los cigarrillos electrónicos del Evali sin argumentos certeros. A pesar de que ha sido desmentido por la FDA y la CDC entre otras instituciones.

Esto produjo que en México, se prohibiera la importación, manufactura y distribución de todos los dispositivos no combustibles y sus insumos (por ejemplo, los líquidos). La principal justificación para esto fue proteger a la juventud de las Evali. Algo que como ya sabemos, no tiene nada que ver con los cigarrillos electrónicos.

Con la crisis que generó la pandemia por el Covid-19, el gobierno mexicano ha tenido que dejar las intervenciones antivapeo de lado para hacerse cargo de una verdadera crisis de salud y no meramente propagandística. En ese contexto López Gatell no ha perdido oportunidad de decir que el vapeo es un factor de riesgo serio para contraer el coronavirus. Sin embargo no existe prueba alguna para probarlo ni evidencia que los vapeadores desarrollen cuadros severos del virus.

 

¿Cuál es el plan de Bloomberg en Latinoamérica?

La filantropía de Bloomberg en la región busca influir en las políticas públicas sobre comidas, bebidas y nicotina. Como explica el doctor Sussman, es un muy bien organizado intento de lobby que coordina a la OPS, la OMS, ministerios de salud, colegios médicos y de las ongs.

Justamente la debilidad de las democracias e instituciones de Latinoamérica favorecen estos fenómenos. La prueba está en que Bloomberg no pudo hacerlo en Norteamérica o Europa. “No condeno el hecho que Bloomberg haya decidido invertir su dinero en salud, en vez de armas o petróleo, lo cuestionable es la falta de transparencia, políticas y la manera en que se ha conducido”, dijo. A este fenómeno, Sussman lo denomina como “filantro-colonialismo”.

 

¿Por qué Latinoamérica y no Asia o África?

Porque el vapeo es popular aquí, el uso de estos dispositivos aún no está prohibido y la industria del tabaco no está en manos del gobierno como sucede con Asia. 


En conclusión, para el doctor Sussman, Bloomberg es tóxico para los países LMIC (de bajos y medianos ingresos), porque los mantendrá fumando. Lo que finalmente busca es remover la mayor competencia al cigarro convencional y no entregarles alternativas a los fumadores.


Topics: vapear no es fumar