Los costos del vapeo vs. los cigarrillos

En los últimos años, pareciera ser que la tendencia al vapeo se ha extendido con gran popularidad en todo el país a pesar de las noticias alarmistas que llegan desde EE.UU en cuanto a la seguridad de este tipo de dispositivos. No cabe duda de que la gente elige vaporizar para mejorar su salud, pero para algunos, lo que ahorran es también una gran motivación.

Muchos llegan al vapeo tras escuchar que es más barato que fumar y  que puede generar una experiencia similar sin los riesgos del tabaquismo. Ellos están en lo correcto. Chile, con una tasa de tabaquismo del 37% según los últimos datos, es un lugar perfecto para el interesante debate de pros y contras sobre qué actividad es menos costosa.

¿Qué costos están asociados al vapeo?

Cuando decidas vapear, tendrás la opción de elegir un “vape pen” o un vaporizador. Un vape pen generalmente tiene una apariencia más discreta, pues se asimiló en sus inicios al cigarrillo. Un vaporizador, por otro lado, es un poco más grande y puede tener una base del tamaño de una caja de fósforos. Ambos estilos tienen características diferentes, pero dependerá de ti decidir cuál te acomoda.

Con el tiempo, hay piezas que deberán reemplazarse en tu vape pen o vaporizador. Estas partes son en realidad bastante fáciles de reemplazar y las puedes conocer a fondo en este artículo. A medida que vapees, notarás que después de un tiempo tu dispositivo emitirá menos vapor.

Esto se debe al desgaste de la resistencia: estas son responsables de calentar y convertir su e-liquid en vapor. Factores como la frecuencia con la que vapeas y la dulzura de tu líquido pueden hacer que tus resistencias se desgasten más rápido.

Otro beneficio de costo que se puedes encontrar con el vapeo es que tampoco hay necesidad de comprar encendedores: simplemente deberás cargarlo con un cable USB para continuar tu experiencia, que puedes reemplazar fácilmente si llegase a fallar.

Los costos del cigarrillo tradicional

A diferencia de las piezas que ocasionalmente deberás comprar para mantener tu dispositivo de vapeo funcional, el cigarrillo tradicional implica una serie de gastos constantes y que, debido al consumo compulsivo y una eventual adicción, pueden terminar aumentando exponencialmente durante el tiempo que te mantengas como fumador. 

Por ejemplo, en Chile, un paquete de 20 cigarrillos cuesta alrededor de $3,800 pesos en una tienda o un kiosko. Eso se traduce en $26,600 a la semana para un fumador de una cajetilla diaria, sumando $114,000 al mes. Por lo tanto, el fumador de cigarrillos convencionales terminará gastando la cifra de $1,368,000 pesos durante todo el año.

Como puedes ver, el vapeo no solamente es una opción más segura para tu salud, sino que también para tu bolsillo. Realmente no existen excusas para no hacer el cambio e incluso si sientes que dependes de la nicotina puedes regular gradualmente tu consumo con la ayuda del vape. ¿Qué esperas para hacerlo?

Nueva llamada a la acción



Topics: vapear no es fumar