Fumar y vapear, ¿nos hace más susceptibles al Covid-19?

Los medios han asegurado y luego desmentido diversas afirmaciones que tienen relación con ambos hábitos y el contagio del temido virus. Pese a que las investigaciones están en curso, los expertos pueden sacar algunas conclusiones en limpio. Revísalas a continuación.

Sin lugar a dudas, el Covid-19 fue uno de los temas centrales que se desarrollaron en la más reciente edición del Global Forum Nicotine. Las pros y contra de fumar y vapear ante un posible contagio de coronavirus han aparecido y desaparecido.

El médico y académico italiano Riccardo Polosa -fundador del Centro de Investigación para la Reducción de Daños por Humo de la Universidad de Catania (CoEHAR),- dio una de las charlas más contingentes: Fumar, vapear y el Covid-19, ¿qué es lo que ciencia nos dice?

Para partir su ponencia, el doctor Polosa explicó la complejidad y espectro clínico del virus. Por esto, mostró algunos de los factores de riesgo más importantes para desarrollar la enfermedad de manera severa. Entre ellos: la edad, hipertensión, diabetes, etc.

Ahora, ¿qué pasa con fumar? Está comprobado que fumar incrementa el riesgo de sufrir enfermedades respiratorias. ¿Pero ocurre lo mismo con el coronavirus? Existen antecedentes pero no relativos al Covid-19. Por ejemplo, los fumadores son 5 veces más propensos a infectarse con el virus de la influenza que los no fumadores, y 34% más posibles de desarrollar una gripe. Esto indica susceptibilidad a las enfermedades virales.

En la reunión -que debió ser online este año- Polosa planteó la siguiente pregunta: ¿Esperamos la misma susceptibilidad de los fumadores al coronavirus? Antes de desarrollar una respuesta clara a la pregunta, explicó que 80% de la población mundial puede lidiar sin mayores problemas con el Covid-19 (es decir, con efectos leves), pero el 20% restante desarrollará los peores síntomas y efectos de la enfermedad, pudiendo llegar a estados críticos.

Según las conclusiones de los estudios que analizó, el 50% del total de fumadores puede infectarse de coronavirus, en comparación a aquellas personas que nunca han consumido tabaco. Sin embargo, aquellos ex fumadores que se cambiaron al vapeo serían 13% menos susceptibles de contraer el virus que quienes nunca han fumado. En otras palabras, sería "altamente improbable" que el vapeo comprenda un motivo de riesgo.

Otros expertos como el cardiólogo y experto en investigaciones sobre el uso de cigarrillos electrónicos, Konstantinos Farsalinos, explicó que aún no existen evidencias claras de que fumar y vapear puedan suponer reales factores de riesgos y que aquellos productos sin combustión siguen siendo más seguros para la salud, por eso implican menos riesgo para contraer el patógeno. De hecho, reforzó que la probabilidad de que los fumadores tengan que hospitalizarse es menor que la de los no fumadores. Asimismo, no existen certezas de que fumar pueda llevar a alguien a la muerte por este virus.

De hecho, Farsalinos concluyó con cifras que el 3,9% de los vapeadores han resultado positivos en el examen de detección de Covid.19, un 4.7% de los fumadores y un 10,2% para los no consumidores de nicotina.

Finalmente Roberto Sussman, investigador del Instituto de Ciencias Nucleares (UNAM) de México, hizo un llamado a distribuir información de manera responsable. Como ejemplo de lo perjudicial que puede ser difundir datos equivocados, el experto mencionó la crisis EVALI en Estados Unidos (en la que se responsabilizó sin argumentos confiables a los cigarrillos electrónicos de provocar lesiones pulmonares).

Para Sussman, los argumentos para decir que el vapeo puede contribuir a contraer el coronavirus son débiles y especulativos, ya que no existen registros de consumidores de vapeo entre los gravemente enfermos por Covid-19.

 

 

 

 

Topics: vapear no es fumar, estudios