Dejar de fumar en Chile: ¿Cómo nos vemos frente al resto de América Latina?

No cabe duda que las normativas que prohíben el uso del tabaco en Chile han logrado disminuir su consumo, pero ¿cómo está la situación de quienes han intentado dejar de fumar en Chile y muchas veces ven limitadas sus alternativas a la hora de abandonar este poco saludable hábito?

Un informe publicado en el 2018 por el Ministerio de Salud sobre la base de la última Encuesta Nacional de Salud reveló que casi la mitad de los fumadores intentó dejar el tabaco en los últimos 12 meses.

Esta fue la primera vez que se preguntó por la intención de dejar de fumar en el último año, y entre los fumadores ocasionales y diarios, el 49,8% declaró haberlo hecho. No hubo diferencia significativa entre hombres y mujeres, pero sí por edad. De todos los grupos encuestados, son los adultos entre 24 y 44 años los que más refieren el intento (52%), seguidos de los mayores de 65 años (46,5%).

En la actualidad, no existe ningún programa oficial para dejar el tabaquismo, como ocurre en otros países de la región. Esto significa que quienes buscan dejar el hábito deben recurrir a ayuda profesional privada o instituciones como ONGs que ayudan en el proceso brindando asistencia.

Tabaquismo en América Latina y el Vapeo como Solución

El país de América Latina que ocupa el primer puesto con la tasa de fumadores más alta de la región es, Bolivia con casi un 40% de la población, según la OMS. En segundo lugar está Chile con una tasa de tabaquismo del 37%. Y en tercera posición se ubica Cuba, con el 35%.

Está claro que ser el segundo país más fumador de América Latina no es ningún motivo de orgullo y es por eso que es importante que se legisle por un uso legal de los dispositivos de vapeo, cuya eficacia para las terapias de dejar de fumar ya ha sido demostrada en países como Reino Unido y EE.UU.

conclusión

Los derechos de los consumidores por elegir mejores y más sanas maneras de continuar sus hábitos -como el consumo de productos de nicotina- deben ser respetados, y es por eso que es relevante lograr que los productos de vape se puedan comercializar de manera regulada. ¿Estás interesado en apoyar esta causa? Firma en nuestra lista y haz que se escuche tu voz.

Nueva llamada a la acción

Topics: vapear no es fumar