Conoce cómo funcionan y los componentes de un vaporizador

persona vapeando y tirando vapor

Cada día, más personas están comenzando a cambiarse desde el cigarrillo convencional a vaporizadores. Al comenzar la búsqueda por el que se adecúe más a sus necesidades, muchos sienten curiosidad por conocer más a fondo la tecnología detrás que hace posible su uso y el funcionamiento en general de los vaporizadores. Tiene sentido, considerando que es algo que pondrás en contacto directo con tu boca. Por lo mismo, aquí resumimos brevemente algunos de los puntos más importante sobre el funcionamiento de un dispositivo de vapeo.


¿Qué pasa durante el proceso de vapeo?

Vapear, o vaporizar, es el proceso de calentar extractos sin llegar a la combustión (quemar). En vez de quemar tabaco como un cigarro convencional, el vapeo calienta las sustancias concentradas en un e-liquid  (líquido de vapeo) para convertirlas en vapor y entregar los efectos más satisfactorios de fumar, sin generar algunos de sus químicos más nocivos. Las temperaturas de vapeo en promedio oscilan entre los 93 y 148 grados celsius para generar el vapor, que tiene más en común con el vapor de agua que con el nocivo humo de un cigarrillo.

¿Cómo funciona y qué partes componen un vaporizador? 

Tanque o cartridge: 

Dependiendo de si el sistema es abierto o cerrado, tu vaporizador usará un tanque o un cartridge para depositar el líquido de vapeo. Los tanques están hechos de plástico policarbonato, vidrio o acero inoxidable. Muchos prefieren los tanques de plástico y vidrio porque permiten ver directamente cuánto líquido está disponible en tu dispositivo.

Cámara de Calentamiento: También conocido como atomizador o resistencia, esta pequeña parte de tu dispositivo se encarga de convertir el e-liquid en pequeñas partículas que luego puedes inhalar a través del vapor.

Sensores: Muchos vaporizadores se encienden automáticamente al aspirar desde ellos. Otros requieren que presiones un botón para activar la cámara de calentamiento. En ambos casos, esto es posible gracias a los sensores. 

partes de un vaporizador


Batería:
Los vaporizadores consiguen su energía a través de pequeñas baterías de Ion/Litio. Estas baterías recargables le entregan la potencia necesaria a la cámara de calentamiento cada vez que la activas. Dependiendo de cuánto se consuma, puede durar todo el día.

Cargador: Las baterías son, en la mayoría de los casos, un elemento puramente interno, por lo que requieren de un cable directamente conectado al vaporizador para recargarse. El estándar de la industria es el formato Mini o Micro USB, el mismo que se utiliza para un gran rango de celulares y otros dispositivos móviles, que también pueden utilizarse en cargadores de auto y computadores, entre otras fuentes.

Nueva llamada a la acción

#VapearNoEsFumar