Cómo cuidar tu vaporizador fácilmente

stephen-noble-WzrC19LZfok-unsplash¿Te gustaría que tu vaper siempre luciera como nuevo y su vida útil fuera lo más larga posible? Entonces presta atención, porque en este blog te enseñaremos cómo mantener tu dispositivo en las mejores condiciones. Incluso, si crees que es hora de comprar uno nuevo, échale un vistazo a estas recomendaciones.

Si acabas de comprar un nuevo vaporizador o estás muy próximo a hacerlo, definitivamente querrás saber cómo hacerlo durar y que siempre tenga el mismo rendimiento (y por supuesto, cada vez que vapees ¡sentir un golpe de sabor!).

La limpieza es una de las recomendaciones claves para cuidar tu vaporizador.

Pero, ¿por qué limpiarlo? Porque con el uso regular, las partículas de resina y otras partículas se acumularán dentro de tu vaporizador, obstruyendo las cámaras y haciendo que todo se vuelva pegajoso. Así es como el vapor comienza a tener un sabor horrible, se causa congestión y disminuyen los efectos que deberías sentir en la inhalación.

Si haces una mantención regular de tu vaporizador funcionará bien, producirá mucho vapor y no tendrás que gastar en piezas de repuesto.

Ahora vamos a los tips generales:

1. límpialo cada vez que cambies de e-liquid o semanalmente

antonin-fels-OdqmOsUgNwk-unsplash

Es importante enjuagar y asear el tanque cada vez que le pongas un nuevo líquido. Así, no sólo eliminarás los residuos que tapan la salida del vapor, sino que además no se mezclarán los sabores y podrás disfrutar de él en toda su esencia. No existe peor sensación, que cuando queremos dar la primera probada y descubrimos que se sigue sintiendo el e-liquid anterior.

También se recomienda darle una revisión semanal a tu dispositivo y limpiarlo profundamente cada 3-4 semanas. Desde luego, cada vez que sientas que no está dando su mejor rendimiento significa que es hora de asearlo.

2. Mantén el nivel ideal de e-liquid

Si utilizas una cantidad de líquido insuficiente, harás trabajar de más a tu vaporizador y tu tanque se secará. Pero tampoco te vayas al otro extremo, llenarlo demasiado hasta la parte superior sigue siendo poco recomendado. Lo ideal es encontrar el nivel óptimo de llenado, hasta que descubras cuánto es lo máximo y mínimo que puedes proporcionarle. Generalmente, esto es más fácil en los de tanque abierto, curiosamente son los más comprados en el mercado.

3.enjuaga y limpia con alcohol (¿Cómo limpiarlo correctamente?)

A veces sólo bastará con un enjuague con agua, pero de vez en cuando se recomienda limpiar el tanque con alcohol. Siempre debes desmontar totalmente el tanque y lavar cada componente hasta que esté totalmente limpio. Si sientes que sigue sucio, pon un poco de lavaloza. Si los residuos no salen, aquí es cuando debes incluir alcohol, de cualquier tipo, incluso vodka. Humedece un toalla de papel o paño y frota las zonas que no estén relucientes. Enjuaga con agua tibia.

No olvides que siempre debes secar cada parte con una toalla de papel y secar al aire libre entre 10 y 15 minutos, para luego volver a armarlo.

industry-5044040_640

4. almacena tu vaporizador de manera segura

Guárdalo en un lugar seguro, para evitar cualquier accidente y sí aún no has comprado un estuche, conservarlo en su caja. Siempre será mejor opción que dejarlo suelto. Esta recomendación, aplica para todo tipo de vaporizadores, ya que según expertos de CDC todos están compuestos de componentes similares.

Conclusión

No son muchos los esfuerzos que hay que hacer para mantener tu vaporizador como nuevo. Más bien son cuidado básicos que no te tomarán mucho y si empiezas desde ya, poco a poco se transformarán en un hábito.

Nueva llamada a la acción

Topics: vapear no es fumar