Cómo crear un programa que te permita dejar de fumar

 

Una de las claves para dejar de fumar exitosamente es crear un programa o plan que te permita mantenerte en línea con tus objetivos. Los siguientes pasos te ayudarán a crear tu propio plan, personalizado para dejar de fumar. A medida que avanzas por los pasos, mantén un registro de cada etapa de tu plan y tenlo a mano durante tus primeras semanas.

En el blog los beneficios más importantes de dejar de fumar cigarrillos revisamos algunas ventajas de abandonar este hábito, como por ejemplo, poder saborear mejor los alimentos o ahorrar dinero.  Si tienes claros estos puntos a favor y aún así no te animas a dejar esta costumbre, acá te dejamos algunos consejos. 

¡Anota la fecha de tu último cigarrillo!

 

Cuando establezcas una fecha para dejar de fumar, debes considerar establecerla dentro de las próximas dos semanas para darte tiempo para estar organizado y mantenerte motivado para dejar de fumar. Deberías comprometerte a esta fecha sin excusas: si por alguna razón tienes que cambiarla, organiza otra inmediatamente.

Hazle saber a tus seres queridos que lo estás dejando


Dejar de fumar es más fácil con el apoyo de las personas importantes en tu vida. Hazles saber antes de tu fecha de abandono que planeas dejar de fumar. Explícales cómo pueden ayudarte a dejar de fumar. Todos necesitamos cosas diferentes, así que asegúrate de que tus amigos y familia sepan exactamente cómo pueden ayudarte.

Ten siempre presente las razones


Todos tienen sus propios motivos para dejar de fumar: quizás quieran estar más saludables, ahorrar dinero o proteger a su familia del humo de fumador pasivo. Parte esencial del plan para dejar de fumar es pensar en tus propias razones para dejar de fumar y recordarlas todos los días. De esta manera te podrás mantener enfocado en lo que realmente te hizo tomar la decisión.

Como recomienda Medline Plus, hacer una lista con estos motivos puede ser clave para no abandonar el desafío. 

Lista los lugares a dónde recurrir si sientes que vas a recaer


Dejar de fumar es más difícil durante las primeras semanas: tendrás sentimientos de incomodidad, tentaciones de fumar, síntomas de síndrome de abstinencia y antojo de cigarrillos. Ya sea un teléfono para fumadores, un grupo de apoyo o un buen amigo, asegúrate de tener opciones de apoyo disponibles en todo momento.

Asigna recompensas por el tiempo que vayas logrando sin fumar


Desde que dejas de fumar, pasa un minuto, una hora, un día a la vez. Date recompensas a lo largo de tu compromiso y celebra los hitos individuales, incluyendo estar libre de humo por un día, una semana libre de humo y un mes libre de humo. Dejar de fumar es difícil, ¡siéntete orgulloso de tus logros!

Nueva llamada a la acción