¿Cómo es vapear sin nicotina?

 

Seguramente sabes que muchos de los e-liquids que se ofrecen para vapear contienen nicotina, pero también existen aquellos que cuentan con un bajísimo o nulo contenido de ella. Vapear sin nicotina es el uso de e-liquids que contienen poco o ningún contenido de este compuesto, y existe una gran cantidad de sabores de vapeo que se ofrecen en una opción que no lo incluya. 

 

¿Por qué usar uno de estos e-liquids? Muchos vapeadores usan esta opción para reducir o eliminar sus antojos provocados por una previa dependencia al cigarrillo. Además, estos líquidos suelen ser más sabrosos, ya que la nicotina tiende a un sabor "picante" que muchas veces neutraliza el dulzor u otros sabores típicos de e-liquids.

La nicotina se define como una sustancia alcaloide que en la mayoría de los casos se deriva del tabaco. Esta actúa, en pequeñas dosis, como un estimulante, y como un depresor en grandes dosis. Su mala reputación se debe a sus propiedades adictivas, lo que hace que muchos fumadores consuman hasta varias cajetillas de cigarros en un solo día.

 

Pero, volviendo al vapor, una de las mejores cosas de vapear es la posibilidad de elegir la concentración de nicotina en tu e-liquid. Y los líquidos sin nicotina también son una opción: muchos usuarios empiezan a vapear con el objetivo de dejar la nicotina hasta llegar a cero y eventualmente dejarlo, mientras que otros continúan vapeando sin nicotina incluso después de haberlo logrado. Algunos alternan entre e-liquids con nicotina y sin nicotina. Y luego, por más loco que suene, también existen vapeadores que nunca la han usado en sus líquidos.

En este artículo de Vaping 360, se mencionan 9 razones para preferir vapear sin nicotina. Entre ellas que es una sensación más suave para la garganta, satisface en parte la necesidad de comer cosas dulces, etc. 

 

Puedes tomar un break de la nicotina y seguir vapeando, o también alternar entre ambos estilos

No es raro que los usuarios de nicotina se excedan accidentalmente de vez en cuando, especialmente cuando recién están conociendo sus límites: no es una sensación agradable. Podría hacerte sentir temporalmente aletargado, agitado, o simplemente enfermar. Pero a veces todavía quieres vapear, incluso si tu cuerpo dice "¡no más nicotina, por favor!”.

 

Una situación similar ocurre cuando los consumidores de café le dicen no a la cafeína: sienten que ya dependen mucho de ella, o el doctor les sugiere eliminar la cafeína de su dieta diaria. O tal vez simplemente disfrutan la experiencia del café, pero no quieren la cafeína en ese momento.

No importa el motivo, es una opción increíble contar con la posibilidad de tomar café descafeinado, y lo mismo pasa con los e-liquids de vapeo.

 

Los posibles efectos secundarios de vapear siempre sin nicotina

A simple vista, parece ser bastante seguro consumir e-liquids sin nicotina, ¿cierto? Sin embargo, los beneficios reales de la práctica aún están en cuestionamiento. Para los fumadores que buscan cambiar al dispositivo de vapeo, pasar inmediatamente al vapeo sin nicotina puede hacer que consuman mucho más e-liquids de lo normal. 

Esto se debe a un intento de compensar el contenido de nicotina que anteriormente estaba en los cigarrillos que solían fumar. El contenido de los e-liquids y sus consecuencias para la salud no se ha establecido completamente, y podrían existir algunos riesgos potenciales para quienes consumen grandes cantidades de estos líquidos que salen de lo normal y seguro.

Para tales consumidores, también es probable que la falta de nicotina en los e-liquids pueda hacer que vuelvan rápidamente a los paquetes de cigarrillos debido a la experiencia insatisfactoria. 

También hay algunos casos de síntomas de abstinencia, como dolores de cabeza, depresión y ansiedad (aunque poco frecuentes). Es por esto que recomendamos ampliamente que los fumadores que cambien al vapeo, reduzcan gradualmente su contenido de nicotina con el tiempo,  de manera que puedan minimizar los posibles efectos secundarios y tener la mejor experiencia posible a la hora de vapear.

Sin embargo, existen medios que apoyan el vapeo como una medida para dejar de fumar. Este artículo de The Guardian afirma que los estudios dicen que esta práctica puede reducir potencialmente el riesgo de infartos.  

Nueva llamada a la acción